Enfoque en: Trepatroncos Centroamericanos

After publishing Focus on: Central American Woodcreepers on Birding Frontiers in January, Honduran friend and colleague, Fabiola Rodriguez, mentioned that after sharing the piece with some friends in Central America, its dissemination was limited due to the language barrier. In response to this, it is with great pleasure that this has now been translated to Spanish, allowing for a greater readership in Latin America.
Special thanks must go to Fabiola Rodriguez for doing this!

¡Trepatroncos Maravillosos!

Por Sam

¡Agradecimiento especial a una buena amiga y colega Fabiola Rodríguez por traducir este artículo y permitir su lectura en países latinoamericanos!
Trepatroncos- un grupo diverso de moradores de los  árboles del bosque neotropical de carácter críptico y de tonos café que fácilmente pueden ser calificados como monótonos o no tan espectaculares por los aficionados a la observación de aves al ser comparados con el plumaje o estilo de vida de otras especialidades del neotrópico. Pienso que merecen un poco más de atención y quizá sean más intrigantes de lo que nos dejan ver al principio…

Tradicionalmente tratados como una familia aparte, Dendrocolaptidae, ahora forman parte de la extensa familia suboscina neotropical Furnariidae también llamados coloquialmente horneros (algo confuso para algunos ya que el hornero – “ovenbird” también es el nombre común de un chipe del nuevo mundo de zonas templadas). Como producto de la evolución convergente, muestran similitudes con la familia de trepadores, Certhiidae, cuya distribución básicamente es del viejo mundo. Al ser únicos al neotrópico y carecer de una contraparte en Asia y el bosque Afro-tropical, se convierten en un tema fascinante para estudiar por su traslape de nicho y su ecología de forrajeo en relación a la edad y estructura del bosque.

Trepatroncos corona-punteada Lepidocolaptes affinis- Una vista típica de esta especie del bosque nublado.

Trepatroncos corona-punteada Lepidocolaptes affinis– Una vista típica de esta especie del bosque nublado.

A pesar de ser generalmente de tonos cafés  y estriados, los trepatroncos son altamente variables en morfología y tamaño. Desde los más pequeños y delicados como el trepatroncos pico-cuña hasta los corpulentos trepatroncos colorado y gigante, los más grandes y corpulentos representantes del género Xiphocolaptes.  Se conoce que se alimentan principalmente de artrópodos arbóreos, pequeños vertebrados como lagartijas, ranas y regularmente de algunas especies de serpientes pequeñas. A esto se suman registros de depredación de nidos y alimentación especialista al visitar enjambres de hormigas.

Existen aproximadamente más de 50 especies que forman el gremio de trepatroncos en Centro y Suramérica. Este grupo, como la mayoría de las familias neotropicales diversas, se encuentran presentes en una variedad de hábitat, desde los bosques de altura de Polylepis sp. de la pendiente oeste andina hasta el bosque tropical de bajura de la cuenca amazónica. Predeciblemente, Suramérica cuenta con la mayor diversidad de especies de trepatroncos.

En general, se conoce poco sobre los trepatroncos. Muchas descripciones biológicas como reproducción y anidamiento, ecología alimenticia y muda son desconocidas para muchas especies y las dinámicas de bioacústica en trepatroncos como grupo son poco comprendidas. Similarmente, la taxonomía de los trepatroncos se encuentra  relativamente en su infancia, con algunas especies probablemente representadas en la actualidad por un número de especies. Por ejemplo el pequeño trepatroncos oliváceo, actualmente se considera monotípico y por ende, es la única especie en su género Sittasomus. Se encuentra representado por 20 subespecies (de acuerdo a la taxonomía de IOC) desde el norte de México hasta el noreste de Argentina. Se espera, sin embargo, que existan una cantidad de formas distintas en la misma especie. Estas subespecies se han “agrupado” en cinco radiaciones, con más estudio particularmente en análisis de vocalizaciones, esta es una investigación con prioridad.

Trepatroncos oliváceo Sittasomus griseicapillus-  Cola de un juvenil mostrando muda simétrica de rectrices donde R1 y R2 estan en crecimiento. Esta fotografía muestra el raquis largo de las rectrices en trepatroncos les sirve para balance.

Trepatroncos oliváceo Sittasomus griseicapillus– Cola de un juvenil mostrando muda simétrica de rectrices donde R1 y R2 estan en crecimiento. Esta fotografía muestra el raquis largo de las rectrices en trepatroncos les sirve para balance.

Durante trabajo de investigación en Honduras (Parque Nacional Cusuco) en el verano, tuve la oportunidad de apreciar de cerca y de manera personal lo que se volvió firmemente uno de mis grupos favoritos de aves desde mi primera visita al neotrópico. Ocho especies se encuentran fotografiadas a continuación para dar un vistazo a la diversidad y morfología de este grupo fascinante.

Trepatroncos Rojizo Dendrocincla homochroa

Trepatroncos Rojizo Dendrocincla homochroa

Los trepatroncos rojizos son asociados usualmente con las hormigas y puede ser dificil avistarlos lejos de los enjambres de las mismas. Se encuentra restringido a Centroamérica aparte de una o dos poblaciones segregadas en el norte de Suramérica. Esta es posiblemente la forma nominal homochroa.

Trepatroncos Oliváceo Sittasomus griseicapillus

Trepatroncos Oliváceo Sittasomus griseicapillus

Juvenil de Trepatroncos oliváceo- Bajo una muda pos-juvenil que se supone completa en la mayoría de los trepatroncos. P5 se observa en crecimiento con P6-9 aun de primera generación, así como las coberteras primarias correspondientes.

Juvenil de Trepatroncos oliváceo– Bajo una muda pos-juvenil que se supone completa en la mayoría de los trepatroncos. P5 se observa en crecimiento con P6-9 aun de primera generación, así como las coberteras primarias correspondientes.

Los trepatroncos oliváceos poseen un rango de distribución extenso en el neotrópico. Como se mencionó anteriormente, vocalmente son muy interesantes y esta distribución puede ser explorada en xeno-canto aquí. Este es de la forma sylvioides que compone parte del grupo centroamericano griseus (de los cinco mencionados anteriormente). Uno de los caracteres de este grupo es la banda blancuzca o crema como puede ser observada en la imagen arriba.

Trepatroncos Gigante Xiphocolaptes promeropirhynchus

Trepatroncos Gigante Xiphocolaptes promeropirhynchus

Trepatroncos gigante-. Este individuo era una hembra con un parche de incubación en recuperación, P1 también se encontraba en muda simétrica indicando que el ave comenzaba su rutinaria muda pos-reproductiva.

Trepatroncos gigante-. Este individuo era una hembra con un parche de incubación en recuperación, P1 también se encontraba en muda simétrica indicando que el ave comenzaba su rutinaria muda pos-reproductiva.

Este trepatroncos es uno de los más grandes con una distribución que abarca la mayor parte del neotrópico. Como el trepatroncos oliváceo, posee una taxonomía que se conoce de manera escasa con 24 sub especies conocidas (IOC). Se ha sugerido que es probable que existan tres radiaciones bajo esta especie. Este individuo es de la forma emigrans y parte del grupo mesoamericano. Son especímenes impresionantes en el campo, como lo muestra este video de uno devorando una polilla (Sphingidae).

Trepatroncos Pico-cuña Glyphorynchus spirurus

Trepatroncos Pico-cuña Glyphorynchus spirurus

El trepatroncos pico-cuña tiene una distribución amplia en el neotrópico y se encuentra representado en 14 sub especies. Este juvenil es de la raza centroamericana pectoralis. La variación acústica puede ser considerable, como puede ser explorado aquí.

Trepatroncos Barrado Norteño Dendrocolaptes sanctithomae

Trepatroncos Barrado Norteño Dendrocolaptes sanctithomae

Trepatroncos barrado norteño- Hembra con parche de incubación en recuperación también presentando una muda simétrica de P1 comenzando una muda pos-reproductiva. Foto- Jo Kingsbury

Trepatroncos barrado norteño– Hembra con parche de incubación en recuperación también presentando una muda simétrica de P1 comenzando una muda pos-reproductiva. Foto- Jo Kingsbury

Anteriormente subsumido bajo el trepatroncos amazónico barrado D. certhia, los trepatroncos barrados norteños tienen principalmente una distribución centroamericana con las aves de Honduras representando la forma nominal sanctithomae. Estos son otra especie conocida por seguir enjambres de hormigas. Los trepatroncos barrados norteños poseen vocalizaciones peculiares pero distintivas y pueden ser escuchadas aquí.

Trepatroncos manchado Xiphorhynchus erythropygius

Trepatroncos manchado- Juvenil con una visible comisura en pico. Foto- Iain Dickson

Trepatroncos manchado– Juvenil con una visible comisura en pico. Foto- Iain Dickson

Básicamente de distribución centroamericana el trepatroncos manchado es un residente de bosque montano, su trino descendiente es comúnmente escuchado al amanecer en los bosques de Cusuco. Las aves hondureñas son representadas por la subespecie parvus.

Trepatroncos Corona-Punteada Lepidocolaptes affinis

Trepatroncos corona punteada- La delgada raya malar se aprecia ligeramente en esta foto, uno de los rasgos característicos que lo distingue del similar trepatroncos corona-rayada.

Trepatroncos corona punteada– La delgada raya malar se aprecia ligeramente en esta foto, uno de los rasgos característicos que lo distingue del similar trepatroncos corona-rayada.

Otro especialista típico de los bosques nublados centroamericanos, el trepatroncos corona punteada es uno de los más frecuentes encontrados en Parque Nacional Cusuco y en Honduras se encuentra representado por la raza nominada affinis. A altitudes menores se ve reemplazado por el congénere trepatroncos cabeza rayada. L. souleyetii.

Trepatroncos Sepia Dendrocincla anabatina

Trepatroncos sepia- Adulto y juvenil con variación en color de ojo interesante. Foto- Lynn Schofield

Trepatroncos sepia– Adulto y juvenil con variación en color de ojo interesante. Foto- Lynn Schofield

El trepatroncos sepia aun es un enigma en Cusuco, con los primeros registros de esta área protegida proviniendo de la temporada 2012 de trabajo de campo. Aun cuando monitoreos se hayan llevado a cabo en años anteriores, esto no es del todo sorprendente debido a la baja tasa de detección de algunos trepatroncos en bosque denso.  Es un congénere del trepatroncos rojizo en Dendrocincla y también es conocido por sus hábitos de seguir enjambres de hormigas así como seguir tropas de monos ardilla que se alimentan de insectos voladores.
En Honduras se encuentran una vez más representados por la raza nominal anabatina.

¿Se encuentra pajareando en el neotrópico pronto o ya ha visitado esta zona? Ha visto algo que puede elucidar más sobre la vida críptica de algún trepatroncos. Con información básica aun desconocida como biología reproductiva, las observaciones casuales de campo pueden ser de mucha significancia para ciertas especies. Si Usted ha visto pero no observado a los trepatroncos en el pasado, le animo para que profundice. ¡Nunca se sabe lo que se puede encontrar!

Leave a Reply